miércoles, 30 de julio de 2008

Nudo gordiano


Se anuncia Aurora y veo que termina
El vórtice que tuerce mi ventura;
Su luz enderezó mi singladura
Y a Oriente con su rayo la encamina.

Mi sino empero lleva alejandrina
Misión: si he de dejar la sima oscura
Primero es menester las ataduras
Soltar del nudo atroz que me domina.

“Primero ha de batir el acertijo
Aquel que a apoderarse de Levante
Se atreve con la fuerza de la espada”.

Guerrero yo no soy. Tampoco el hijo
Del rey de Macedonia y, dilettante,
Sospecho que mi hoja está mellada.